Lunes, 21 de Enero de 2019  |  Paso de los Libres  |  Corrientes  |  Activos: 12450
Temp.: 23º - H: 91%
           
 
         
ESTAS ESCUCHANDO
A Puro Chamamé  
  Conducción:
Hector Vergara
 
  Próx. programa: 08:00
Música del Recuerdo y Noticias
 
ARCHIVO
 
ENCUESTAS
¿En que área prefiere que el municipio invierta?
Urbanización
Acción Social
Alumbrado Público
Salud
Seguridad Vial
Etapa 2
Nikolaev, Iakovlev y Rybakov ganan etapa y son líderes en camiones
La tercia rusa ganó la segunda etapa del Dakar 2019 y de paso son líderes en la provisional.
Etapa 2
Dakar 2019: Mathias Walkner se impuso entre las Motos
El piloto austriaco, último ganador del Dakar en Motos, se quedó con la segunda etapa. Joan Barreda Bort es líder de la general Mathias Walkner.
Segunda etapa
Rally Dakar: Orly Terranova abandonó y tuvo que ser rescatado en helicóptero
El piloto mendocino (Mini) sufrió un golpe que le ocasionó fuertes dolores lumbares, por lo que fue trasladado a un hospital.
Rally Dakar
El cordobés Cavigliasso ganó la primera etapa en "cuatris"
El joven, de 27 años, superó a su coterráneo, Jeremías González Ferioli, quien se colocó en el segundo lugar. La actual edición del raid más exigente se desarrolla en Perú.
SALUD
Alertan que los cigarrillos electrónicos son “adictivos y cancerígenos”
El médico cardiólogo Francisco Toscano Quilón alertó sobre el abuso de cigarrillos electrónicos de vapor y advirtió que los mismos contienen altas dosis de nicotina y polietilenglicol, lo que los vuelve “adictivos, tóxicos” con efectos pro cancerígenos.
CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Ya no se podrá ver Netflix en algunos celulares
Netflix ha tomado en las últimas horas una drástica medida que venía avisando hace tiempo pero que igualmente recibió miles de críticas.
Especialistas
Afirman que el humo de los sahumerios es dañino para la salud
Un estudio reciente asegura que los efectos de los sahumerios son dañinos para la salud y sus efectos son similares a los del tabaco.
Histórica consagración

Agustín Canapino, ese campeón del TC hermanado con la épica

El arrecifeño se consagró luego de una carrera histórica en San Nicolás, donde su manejo bajo el agua, con una estrategia perfecta, lo llevó al tricampeonato.

Agustín Canapino parece empecinado en devolverle el sentido a la palabra "épica". Ese término que de tan utilizado pareciera haberse gastado y perdido fuerza es el que aplica para definir lo que hizo el piloto de Arrecifes para consagrarse nuevamente campeón del Turismo Carretera por tercera vez en su carrera.

Pocas horas antes de celebrar desaforadamente su segunda corona al hilo, un año después de una consagración magistral en una remontada histórica, Canapino estaba completamente resignado. Y no se trataba de una exageración injustificada: realmente era casi imposible imaginarlo alzando la Copa de Oro. Pero llegó la épica sobre el Chevrolet.

Canapino larga undécimo la final, ataca a Alan Ruggiero en la cuarta posición cuando queda menos de una vuelta y logra quedarse con el título. Facundo Ardusso, sin poder hacer nada desde el fondo con su Torino, ve cómo se le escapa la corona por 0,25 puntos. Agustín desborda de gloria por una conquista heroica, casi milagrosa.

9 de diciembre de 2018. San Nicolás. Última fecha del Turismo Carretera. Matías Rossi ya ganó su serie, la primera de la mañana, y reforzó su posición de puntero y máximo candidato. Jonatan Castellano -otro de los que llegaba con chances-, pontonazo de por medio con el de Ford, quedó segundo. Juan José Ebarlín ganó la manga siguiente. Ahora es el turno de Agustín.

Sus intenciones no llegarán lejos. Antes de la primera curva, será tocado por José Manuel Urcera y sufrirá un despiste que lo alejará de la pelea. Continuará, pero sólo durará un giro más antes de abandonar definitivamente por un problema en la suspensión y quedar relegado a largar la final desde el fondo. Ardusso se llevará el parcial y, por haber hecho el mejor tiempo, el lugar de privilegio en la final.

"Canapino me pegó. Yo largo y me empieza a pegar en la cola del auto, me lleva enganchado y, antes de terminar de doblar, me tira para afuera", asegura Urcera. El de Chevrolet no comparte: "No sé qué le pasó. Hizo una maniobra que pudo haberme lastimado. Fue muy peligroso. Me pegó, perdí el control del auto e hice el trompo". Y deja la frase autorreferencial y lapidaria: "Perdí todas las chances por el título".

¿Cómo es entonces que ese hombre que se veía aplastado ahora está levantando el trofeo y gritando "¡Dale campeón!" hasta que se le gasta la voz, hasta que le quema la garganta, hasta que se le entumecen los brazos de agitarlos, de alzar la copa, de abrazar afectos?

Por un lado, hay un destino, un Dios, como él mismo dirá. Un golpe de suerte que de suerte no tiene tanto como de estrategia. Porque eso es lo que es, aunque se trata de una moneda al aire. Con su hijo condenado a partir desde el fondo de la grilla, Alberto Canapino se sienta, lo llama y empiezan a diagramar los pasos a seguir. Entienden que ya está, que cualquier cosa positiva que suceda de ahora en más tendrá forma de regalo divino. Y toman una decisión.

Los autos están ubicados en sus puestos de partida, pero Rossi largará quinto. Fue penalizado por aquella maniobra con Castellano en su serie y llegó a estar al borde de las lágrimas. "Es una vergüenza. Viví muchas injusticias y cosas feas dentro del automovilismo. Pensé que había pasado todo, pero ésta nunca la esperé. Debe ser uno de los robos más grandes que tuve en mi carrera deportiva. Inentendible", se queja antes de largar.

Ardusso, Ebarlín, Castellano y Emiliano Spataro saldrán adelante. Sentirán todos el repiquetear de las gotas en sus carrocerías. Mirarán perplejos que el amenazante cielo oscuro empieza a jugar su partido o, mejor dicho, a correr su carrera. Y Canapino sonreirá.

Sonreirá porque aquella decisión acordada con papá implicó salir a la pista con neumáticos de lluvia. Entonces, entre la vuelta previa y la largada, cuando una horda de autos pierda valioso tiempo en boxes, él se adelantará y en un puñado de segundos se colocará cuarto para prontamente pasar a ser tercero por el despiste de Nicolás Trosset.

Ardusso y Rossi pelean entre sí en el 18° y 19° lugares. Castellano, que apostó a seguir con las gomas para suelo seco, sufre varios trompos y no está ni siquiera entre los 30 mejores. El Chivo con el "1" en la chapa ya se ubica a tres segundos de Moriatis y sabe que si Rossi empieza a remontar y llega a ser 12°, perderá el tercer título al hilo en este 2018. Pero no va a cometer locuras. "No lo puedo seguir, no me quiero ir afuera", le comunica a su equipo por radio.

No le hará falta pisar de más el acelerador. Hasta saltará al segundo lugar y asegurará el título todavía más. Quedarán en el aire las quejas de Rossi, una probable revisión de los comisarios deportivos por presuntas irregularidades de varios autos al entrar a boxes antes de la largada (no pocos habrían ingresado al callejón marcha atrás) y la única esperanza para el Misil de que penalicen a una cantidad suficiente como para saltar a un puesto que le devuelva el campeonato. Pero nada cambiará ya en la tarde.

Es tiempo de la bandera a cuadros para Alan Ruggiero, piloto de Torino. Cinco segundos después cruza Agustín Canapino y celebra fuerte. Justo en el final de la semana en que se confirmó que en enero correrá las 24 Horas de Daytona en Estados Unidos, hacia donde viajará en la noche del domingo sin poder pasar antes por Arrecifes.

Canapino lo hizo de vuelta. Se hermanó con una épica que le calza perfecta y gritó un bicampeonato tan milagroso como festejado, para sumar tres títulos en el Turismo Carretera. Y Chevrolet está de fiesta.


Miércoles, 12 de diciembre de 2018


Volver